Sign in to follow this  
Followers 0
Net

Otro juego: adivina el libro

Rate this topic

1,895 posts in this topic


Este sí va de libros. Un forero pone un párrafo y el resto deben adivinar cuál es. Se pueden pedir pistas.


Un largo y sigiloso momento avanza de puntillas hasta convertirse en otro, y aún sigo esperando el momento preciso. El salto, la mano extendida, el frío júbilo cuando veo el terror florecer en el rostro de mi víctima...
Pero no. Algo no va bien.
Y ahora le toca a ----- sentir el inquietante cosquilleo de unos ojos en su espalda, el aleteo del miedo cuando me convenzo cada vez más de que algo me está cazando a mí. A algún otro depredador nocturno se le está haciendo agua la boca interior mientras me vigila desde algún lugar cercano..., y no me gusta esa idea.
Y como un pequeño trueno surge de la nada la mano jubilosa y cae sobre mí con una velocidad cegadora, y vislumbro los dientes relucientes de un vecino de nueve años.
—¡Te pillé! ¡Un, dos, tres, le toca a -----!


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

que divertido, pero que dificil, por fi la primera pista
:porfavor::porfavor::porfavor:


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

pista¡¡¡¡¡¡¡¡¡
pista¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
pista¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

El protagonista tiene una doble vida


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

:nodigona: dexter :nodigona:


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

:wink: Lo lei :wink:
“Querido Dexter”, de Jeff Lindsay
:wink:

Alicia empezaba ya a cansarse de estar sentada con su hermana a la orilla del río, sin tener nada que hacer: había echado un par de ojeadas al libro que su hermana estaba leyendo, pero no tenía dibujos ni diálogos. «¿Y de qué sirve un libro sin dibujos ni diálogos?», se preguntaba Alicia.

Así pues, estaba pensando (y pensar le costaba cierto esfuerzo, porque el calor del día la había dejado soñolienta y atontada) si el placer de tejer una guirnalda de margaritas la compensaría del trabajo de levantarse y coger las margaritas, cuando de pronto saltó cerca de ella un Conejo Blanco de ojos rosados.

No había nada muy extraordinario en esto, ni tampoco le pareció a Alicia muy extraño oír que el conejo se decía a sí mismo: «¡Dios mío! ¡Dios mío! ¡Voy a llegar tarde!» (Cuando pensó en ello después, decidió que, desde luego, hubiera debido sorprenderla mucho, pero en aquel momento le pareció lo más natural del mundo). Pero cuando el conejo se sacó un reloj de bolsillo del chaleco, lo miró y echó a correr, Alicia se levantó de un salto, porque comprendió de golpe que ella nunca había visto un conejo con chaleco, ni con reloj que sacarse de él, y, ardiendo de curiosidad, se puso a correr tras el conejo por la pradera, y llegó justo a tiempo para ver cómo se precipitaba en una madriguera que se abría al pie del seto.

Un momento más tarde, Alicia se metía también en la madriguera, sin pararse a considerar cómo se las arreglaría después para salir.


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

Es Momo, de Michael Ende!!!!!!!!!!!!! Me encanta!!!!!!!!!!!


Ahí va el mío

"Las cosas hermosas, las obras de arte, los objetos sagrados, sufren, como nosotros, los efectos imparables del paso del tiempo. Desde el mismo instante en que su autor humano, consciente o no de su armonía con el infinito, les pone punto final y las entrega al mundo, comienza para ellas una vida que, a lo largo de los siglos, las acerca también a la vejez y a la muerte. Sin embargo, ese tiempo que a nosotros nos marchita y nos destruye, a ellas les confiere una nueva forma de belleza que la vejez humana no podría siquiera soñar en alcanzar; por nada del mundo hubiera querido ver reconstruido el Coliseo, con todos sus muros y gradas en perfecto estado, y no hubiera dado nada por un Partenón pintado de colores chillones o una Victoria de Samotracia con cabeza. Profundamente absorta en mi trabajo, dejaba fluir de manera involuntaria estas ideas mientras acariciaba con las yemas de los dedos una de las ásperas esquinas del pergamino que tenía frente a mí."


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

El último catón de Matilde Asensi


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

Aisen, te toca poner texto 8)


Share this post


Link to post
Share on other sites

Re: Otro juego: adivina el libro

¿No esperamos a que confirme si ha acertado? :nodigona:


Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!


Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.


Sign In Now
Sign in to follow this  
Followers 0



    Recibe estas recetas gratis en tu correo, pon tu email aqui: