Buscar en MundoRecetas

Mostrando resultados sobre la etiqueta 'tradicional'.

  • Buscar por etiquetas

    Añade etiquetas separándolas por comas.
  • Buscar por Autor

Tipo de Contenido


Foros

  • Cocina
    • Cocina y Thermomix
    • Dietas de adelgazamiento
  • Belleza, Embarazo y Salud
    • Embarazo, Bebés y Maternidad
    • Belleza y salud
  • Foros Varios
    • Libros - Rincón de Lectura
    • Manualidades, decoración, aficiones y hobbies
    • El Mercadillo - Compra y Venta
    • Temas Varios
  • Soporte
    • Explicaciones y dudas técnicas sobre el foro

Encontramos 1.124 resultados

  1. tradicional

    Los patacones es una guarnición típica de los países caribeños que consiste en trozos aplastados de plátano verde frito. Generalmente acompaña pescados o revueltos como se muestra en la fotografía siguiente: Es un plato simple de realizar pero tiene una técnica particular con una doble cocción en el aceite: primero se fríen trozos de plátano verde y cuando están dorados se aplastan y vuelven a la sartén a completar la cocción. Este proceso logra una deshidratación del fruto quedando como producto final una tostada de plátano por lo que en algunos países de la región los denominan tostones. Para comenzar se deben pelar los plátanos, tarea que no es sencilla ya que también tiene su técnica, que paso a describir según me enseñaron los cocineros caribeños durante mi visita a Colombia. Primero se hace una incisión a lo largo del plátano con el cuchillo: Luego se quita las puntas y se troza el plátano en 6 o 7 cilindros: Luego con la ayuda del cuchillo se comienza a desprender la cáscara comenzando desde la incisión hecha al principio, debo aclarar que la cáscara está muy pegada a la carne de la fruta por lo que puede llevar un poco de trabajo desprenderla aún con el cuchillo: Procedemos a freír los plátanos por primera vez hasta que se doren como se ve en la fotografía siguiente: Luego de fritos los trozos de plátanos, se dejan enfriar y procedemos a aplastar los cilindros, para ello se deben poner entre dos films parados como se muestra en la fotografía siguiente: Ahora con la ayuda de una fuente se aplasta contra la mesada: Otra posibilidad es aplastarlos golpeándolos levemente con un palote como si fuera un martillo: Ya planos los patacones vuelven de nuevo a la sartén para la segunda cocción: Finalmente se ponen a escurrir el aceite remanente en papel absorbente y luego estarán listos para el servicio, si se desean salados se deben salar apenas salen de la sartén, y por lo general siempre se sirven con rodajas de limón para que el comensal le vaya agregando a gusto gotas de limón: También se pueden servir formando parte de un plato, en la fotografía siguiente se muestra un revuelto de salchichas con queso parmesano:
  2. ¿Queréis una recetilla fresquita y rápida para los días de calor?, pues esta viene de lujo. Viendo Canal Cocina, en el programa de la hermana Mª José, una monjita que es más "salá" que todas las cosas, ví esta receta super buena, probadla y me contáis. 3 Patatas Agua 150 gr. salmón ahumado 2 Aguacates 200 gr. gambas cocidas Sal gorda Para el aliño: 2 Yogures naturales griegos Aceitunas sin hueso Eneldo fresco picado Cebollino fresco picado Aceite de oliva virgen extra 1. Lo primero que tenemos que hacer es cocer 3 patatas con agua en una cazuela. 2. Mientas se cuecen, picamos salmón ahumado y las aceitunas. 3. Cuando las patatas estén cocidas la retiramos del fuego y las pelamos y cortamos en rodajas. 4. En último lugar, pelamos y picamos 2 aguacates. 5. Disponemos de una ensaladera grande y ponemos en el fondo un poco de sal gorda. 6. Colocamos encima las patatas y sobre éstas los aguacates, el salmón y las gambas cocidas peladas partidas en dos. 7. Preparamos el aliño mezclando dos yogures naturales griegos con las aceitunas y un poco de eneldo fresco picado y cebollino fresco picado. Regamos con un poco de aceite de oliva virgen extra y mezclamos todo. 8. Extendemos el aliño sobre nuestra ensalada, enfriamos y servimos. Espero que os guste. Besos bombones.
  3. tradicional

    Preparar unos mejillones al vapor es súper fácil pero la gracia es condimentarlos con otros ingredientes para darles un poco de gracia. Por eso, en esta ocasión vamos a elaborar unos mejillones al vapor con vino blanco, que le darán un toque especial a este marisco. Si queréis sorprender a toda la familia con un entrante o una tapa muy rica y fácil de hacer, no te pierdas la receta de los mejillones al vapor con vino blanco.
  4. Galletas de Pistachos y Cítricos Hola Foreros, Aquí estoy de nuevo con recetita rica para la hora del té, unas galletas súper crujientes y diferentes. Son la verdad muy fáciles de hacer y lo mejor de todo es que se pueden congelar en forma de salchichón jeje y luego descongelar, cortar y hornear en un periquete. La receta es de origen persa, la saqué de un Libro llamado Persiana y escrito por Sabrina Ghayoour, con algunas variaciones mías que le otorgan más sabor y le quitan grasa. Vamos allá. Ingredientes: - 80 gr de pistachos tostados y triturados (no molidos) - 50 gr de harina de arroz - 250 de harina de trigo - 150 gr.de mantequilla en pomada - 1 huevo mediano - 100 gr de azúcar glass - la ralladura de un limón - la ralladura de una naranja - 2 gotas de concentrado de vainilla (esencia o pasta) - 1/2 cucharadita de sal Preparación. Juntamos todos los ingredientes secos y añadimos la mantequilla, revolvemos a mano o en un robot de cocina y al final agregamos el huevo. Si hiciera falta más líquido se puede completar con aceite vegetal (como girasol), en muy poca cantidad hasta que se forme la masa. Queda una masa muy suave y manejable. Sacamos del bowl y pasamos a la mesa (espolvoreamos un poco de harina para que no se pegue), formamos una especie de salchichón y envolvemos en papel de aluminio y luego film, refrigeramos. Una vez refrigerado, retiramos el film y cortamos en rebanadas con un cuchillo de sierra. Pasadas unas dos horas o cuando esté completamente duro, lo sacamos de la nevera, lo cortamos en rodajitas y a la bandeja. Así queda el corte. Colocamos sobre una bandeja y al horno. Horneamos en tandas a 180 grados con calor y aire arriba y abajo. Están súper ricas. Hasta la próxima. Rumiana
  5. tradicional

    Viendo uno de los capítulos de "Me voy a comer el mundo", de Canal Cocina, ví este arroz que me llamó mucho la atención porque no se parece al nuestro para nada, empezando porque se hace con arroz remojado y siguiendo porque se utiliza nata espesa y coco rallado, y terminando con que se comen con todo tipo de frutos secos a elegir, en fin, que es otra manera de hacer arroz con leche en estas fechas, está delicioso y muy muy diferente. 250 gr. arroz 1 ½ l. Leche 2 sobre de azúcar avainillada 2 cucharadas de mantequilla 3 Cucharadas de coco rallado 2 cucharadas nata fresca espesa 8 Cucharadas de azúcar Decoración: Pasas Cacahuetes Anacardos Pistachos Coco rallado 1. En un cazo se pone un par de cucharadas de mantequilla y la leche. 2. Añadir tres cucharadas de coco rallado, la nata fresca, ocho cucharadas de azúcar, azúcar avainillada y el arroz (que ha estado en remojo durante 15 minutos en agua), dejar cocer hasta que el arroz esté blando, unos 30 a 40 minutos, a fuego moderado. 3. Servir con pasas, pistachos, cacahuetes, anacardos troceados, almendra laminada y coco rallado. Espero que os guste. Besos bombones.
  6. tradicional

    Paseando por Facebook ví esta receta de un colaborador de Megasilvita, Raúl, y me gustó muchísimo, así que me he puesto manos a la obra y os puedo decir que son unos buñuelos blanditos, super esponjosos y sabrosísimos, probadlos, merecen la pena de todas, todas. La cantidad está estupenda, porque no salen muchos y en esta época en la que se hacen toda clase de dulces, viene bien hacer un poquito de cada cosa. 300 gr. harina de fuerza 10 gr. levadura fresca 5 gr. semillas de anís 55 gr. azúcar 2 gr. sal La ralladura de medio limón 150 ml. leche tibia 30 gr. licor de anís 1 huevo L 30 gr. manteca de cerdo 75 ml. licor de anís 75 ml. agua Azúcar para rebozar los buñuelos 1. Se desmenuza la levadura en la harina, en un cuenco grande. 2. Añadimos el anís en grano, la ralladura de limón, el azúcar y la sal. 3. Echamos en un cuenco la leche con el licor de anís y el huevo, y batimos con un tenedor. 4. Añadimos los líquidos a la harina y mezclamos con las manos, o con una cuchara de madera. 5. Trabajamos la masa con las manos mientras vamos incorporando poco a poco la manteca de cerdo. 6. Untamos un cuenco con aceite de oliva y cuando tengamos una masa lisa, homogénea y bastante elástica la pasamos al cuenco con ayuda de una rasqueta, y cubrimos con un paño. 7. Dejamos leudar durante una hora y media o dos horas, según la temperatura que tengamos en la cocina, o hasta que doble su volumen. 8. Hacemos pequeñas bolas con la masa (unos 45 gr. por bola) y las vamos poniendo sobre una bandeja de horno untada con aceite o cubierta con una hoja de silicona. 9. Cubrimos la bandeja con un paño y dejamos fermentar hasta que las bolas doblen su volumen. 10. Preparamos una rejilla con papel de cocina, un cuenco con suficiente azúcar y un pulverizador con la mezcla de los 75 ml de licor de anís y los 75 ml de agua. 11. Calentamos aceite en una freidora o en una sartén profunda, cogemos una bolita y le hacemos un agujero en el centro con las yemas de los dedos. 12. La echamos en el aceite caliente y continuamos con otras dos o tres bolas de masa. Dejamos que se doren por ambos lados. 13. Las sacamos con una espumadera y las dejamos reposar un par de minutos sobre la rejilla. Continuamos haciendo el resto de buñuelos de la misma forma. 14. Pulverizamos los buñuelos con agua de anís por ambos lados. 15. Pasamos rápidamente los buñuelos por el cuenco con azúcar para que queden completamente rebozados. 16. Los colocamos sobre una rejilla para que se enfríen. 17. Servimos los buñuelos templados o fríos. Espero que os gusten. Besos bombones.
  7. tradicional

    Estas torrijas me gustaron tanto que las he vuelto a repetir y siguen estando de lujo, le da un puntillo riquísimo el vinito de Oporto, probadlas y me contáis. 1 barra de pan especial para torrijas 1 ½ l. leche 100 ml. vino de Oporto 4 huevos 100 gr. azúcar 2 cucharadas de canela cáscara de un limón 1 vaina de vainilla 1 rama de canela 1. Preparamos la leche infusionada, calentamos la leche a fuego medio hasta casi la ebullición, bajamos la fuego y retiramos del fuego, añadimos la vaina de vainilla (abierta por la mitad y sin las semillas del interior, que reservaremos en el congelador, para utilizar en otras recetas), la piel del limón y la rama de canela. 2. Dejamos reposar la leche infusionada hasta que esté templada o fría. 3. Preparamos el huevo batido, la leche en una fuente que nos resulte cómodo para empapar el pan y el azúcar y la canela para rebozar las torrijas. 4. Añadimos el vino de Oporto a la leche fría y mezclamos bien. 5. Vamos mojando el pan, lo justo para que esté blandito pero no se desmorone. 6. Rebozamos en huevo batido y freimos en abundante aceite caliente. 7. Sacamos las torrijas sobre el papel de absorvente de cocina, para eliminar el exceso de aceite. 8. Rebozamos en azúcar y canela, y listas para degustar. Espero que os gusten. Besos bombones.
  8. Ya veis he hecho pastas tipicas de mi tierrra ( Mallorca ) de verdura , de carne y dulces (de confitura de melocoton , de chocolate y de crema pastelera )
  9. Sopa de espaguetis con verduras y alubias Ingredientes 2 personas plato único: 2 zanahorias medianas 2 puñados de judías verdes congeladas 130 gr de alubias blancas cocidas 3 cuch de tomate frito 2 cucharadas de semillas de tomate trituradas con ajo en polvo y aceite de oliva 3/4 cuchdta de cebolla en polvo 1/2 cuchdta de ajo en polvo 1/4 cuchdta de pimentón dulce 1/4 cuchdta de curcuma 1.200 litro de agua 2 pastillas de caldo de verduras ( o de pollo si no es opción vegana) 100 gr de espaguetis troceados Preparación: Calentaremos el agua en el microondas hasta punto ebullición. Mientras pelar y trocear en brunoise la zanahoria. En una cazuela antiadherente echamos las judías verdes, zanahorias, el tomate frito, el triturado de semillas de tomate con ajo en polvo y aceite oliva.Añadimos el agua ya caliente, las pastillas de caldo machacadas,la cebolla en polvo,el ajo en polvo, el pimentón y la curcuma y mezclamos bien todo. Cuando comience a hervir añadiremos los espaguettis troceados y las alubias blancas. mezclamos, tapamos y cocinamos a fuego medio-bajo removiendo de vez en cuando hasta que la pasta de espaguettis esté cocida al dente. Esta sopa no tiene más misterio. Sólo queda meter cuchara y disfrutar Nota : me disculpo con los veganos por incluír entre paréntesis lo del caldo de pollo, pero es que en mi casa aún no hemos desconectado del todo, sobre todo mi maridín... la sopa es totalmente vegana por supuesto, la opción no vegana con el caldo de pollo es a elección
  10. Ingredientes: (para unas 24 unidades) Dos barra de Pan de Torrijas de unos 600gr aprox. del día anterior. Cantidad suficiente de huevo batido para rebozarlas ( 4 aprox.) Para bañarlas: 1 L y 1/4 de leche 300 gr de azúcar en grano Esencia de Vainilla (unas gotas) Canela en rama (media rama) Ralladura de un limón y media naranja Elaboración: Cortamos rebanadas de las barras con cuchillo de sierra con cuidado de no aplastar la miga, de un grosor aproximado de 2 cm y en angulo para hacerlas más grandes. Preparamos la mezcla para bañarlas, la templamos un poco (si el pan está muy duro se calienta más) y a continuación bañamos las rebanadas hasta que estén bien empapadas (cuando dejan de soltar burbujas) y las colocamos sobre una rejilla para que escurran el sobrante (yo debajo pongo la bandeja del horno y encima la rejilla). Una vez escurridas les damos un baño de huevo batido y las freímos en el aceite de girasol por las dos caras entre 2 – 3 min. aprox. ó hasta que cogen un poco de color (dejé una cascara de huevo en el aceite como puso ayer Novita y la verdad, tampoco soy metafisico pero me gusto el truco, muchas gracias). Una vez fritas las pasamos a papel para que escurran y templen un poco. A continuación rebozamos las torrijas en una mezcla de azúcar en grano y canela en polvo ( yo pongo 5 partes de azúcar por cada parte de canela en polvo) y están terminadas. Se pueden mantener en la leche colada que hemos utilizado para bañarlas, en almíbar ó en almíbar de miel. ¿Os apetece una con un café?
  11. Esta receta es de uno de los cursos de cocina, la hicimos con pan de molde, y me encanto lo bien que quedanan, pense que romperian, pero nada, perfectas Tenia gana de repetirla en casa, y como el dia estaba hoy para cocinar INGREDIENTES para 10 torrijas: 20 rebanadas de pan de molde o de pan duro 500 ml de leche entera..yo desnatada 180 g de azúcar 1 rama de canela la ralladura de un limón 3 huevos batidos 2 manzanas golden cortadas en rodajas mas bien gorditas para que no rompan y sin corazon (10 en total) 1 cucharada de azúcar moreno 1 cucharadita de canela en polvo 1 trocito de mantequilla Aceite de oliva suave para freir, a mi me gusta mas freir los dulces en girasol.. ELABORACIÓN: Haremos primero las manzanas caramelizadas. Para ello derretimos un trozo de mantequilla en una sartén a fuego medio y añadimos el azúcar moreno. Esperamos a que se derrita bien el azúcar y añadimos las rodajas de manzana. Espolvoreamos con la canela y dejamos que se caramelicen las manzanas durante unos 10 minutos. Reservamos. En un cazo, ponemos la leche con el azúcar, la rama de canela y la ralladura del limón y llevamos lentamente a ebullición, removiendo de vez en cuando para que se derrita bien el azúcar. Dejamos enfriar bien tapado para que infusionen todos los aromas. Calentamos el aceite de oliva en una sartén amplia. Formamos 10 sandwiches con las rebanadas de pan y las rodajas de manzana y los empapamos bien en la mezcla de leche. Pasamos por huevo y freímos por ambas caras hasta que se doren. Dejamos reposar las torrijas en papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de grasa y servimos calientes, templadas o frías. Para hacer las torrijas con la forma redonda de la foto, lo que hice fue cortar las rebanadas de pan de molde con la ayuda de una taza o vaso, asi encajan perfectas con la manzana
  12. tradicional

    El dorayaki es un dulce típico de la cocina japonesa, es una especie de alfajor con tapas de bizcocho, relleno con un dulce de alubias azuki llamado anko. Conocí este dulce visitando el bello parque japonés de la ciudad de Buenos Aires. En uno de los puestos del parque vendían varios dulces típicos de Japón, entre ellos los dorayakis, no los había probado nunca, los encontré riquísimos, por lo que decidí hacerlos en casa, ya que tienen un bizcocho esponjoso y un relleno de dulce anko que no es muy dulce y tiene textura y sabor muy agradables, algo particular por cierto, ahora entiendo a Doraemon (el gato cósmico) porqué era su dulce favorito. Parque japonés de la ciudad de Buenos Aires Esta receta la obtuve del sitio de cocina japonesa www.cocinajaponesa.tv, y el aporte que hago con este post es dar detalles del paso a paso y algunos consejos prácticos para lograr el producto con éxito. La particularidad es que el bizcocho se cocina como pancake en sartén teflonada. Ingredientes para 6 dorayakis: 100 gr de harina de trigo, 20 gr de azúcar, 1 huevo, 60 cc de agua, 10 cc de mirin, 10 gr de miel, 1/2 cdita de bicarbonato de sodio, anko 200gr. El mirin es un licor típico de la cocina japonesa, está hecho a base de arroz y es levemente dulce, si no se tiene este ingrediente o no se consigue se puede reemplazar por ron. Entre los utensilios necesarios, debemos contar con una sartén teflonada y una espátula fina para dar vuelta los bizchochos (como se ve en una de las fotografías de mas abajo), la sartén debe estar rociada con rocío vegetal o untada con unas gotitas de aceite bien homogeneizadas sobre la superficie de cocción. Si no se consigue el dulce anko, se puede optar en hacerlo en casa, el lector interesado puede encontrar la receta en este mismo blog en el link Anko dulce de alubias azuki, o bien optar por algún relleno occidental. Preparación: Mezclar el bicarbonato con una cucharadita de agua hasta obtener un líquido espeso: Batir a blanco el huevo con el azúcar con la ayuda de una batidora: Agregar al batido la miel, el mirin, el bicarbonato preparado y el resto del agua y continuar batiendo hasta integrar todo. Agregar la harina tamizada mientras seguimos batiendo, obtendremos una masa parecida a la de creps como se ve en la fotografía siguiente: Dejar reposar la masa 30 minutos a temp ambiente, durante el reposo terminará de hidratar la harina. Rociar una sartén de teflón con rocío vegetal y pasar una servilleta de papel para homogeneizar y retirar el exceso de lubricante. Poner la sartén en una hornalla al mínimo (160ºC), este es un detalle muy importante pues de lo contrario se quemarán y no saldrán marrones claritos. Volcar una cucharada de mezcla por cada disco y esparcir con la cuchara hasta lograr discos de 6cm de diámetro. Al ser discos chicos se pueden cocinar las tapas por parejas. Cocinar hasta que comience a burbujear y dar vuelta con la ayuda de una espátula. Al dar vuelta aparecerá una superficie color marrón clara como se ve en la fotografía siguiente, para lograr ese color es imprescindible que la sartén tenga poco calor, para ello la hornalla deberá estar al mínimo y si es necesario hay que levantar la sartén del fuego y volar sobre la llama a efectos de no levantar mucho la temperatura: Enfriar los discos y elegir las parejas. Hacer bolitas de anko con la mano (tantas como parejas de tapas). Armar los dorayakis con la cara dorada hacia afuera (la que aparece al dar vuelta y es la que queda con un color marrón claro uniforme, la segunda que es más despareja en textura y color debe quedar en el interior del dorayaki), colocar un bolita de anko y presionar con la palma de la mano para que el dulce se distribuya uniformemente: Decorar quemando con un sello, este paso es opcional, es un simple detalle de delicadeza como todo lo que hacen los japoneses, ellos tienen sellos con ideogramas, flores, animales, etc. Yo busqué estos sellos en las casas de pastelería donde vivo, pero sólo encontré motivos infantiles que no se ajustaban a este delicado pastelito, por lo que tuve que improvisar un sello casero aplastando con un martillo unos alambres de alpaca y formando una flor, luego le puse un manguito de madera para poder calentarlo sin quemarme los dedos. Calentar el sello en la hornalla hasta que comience a ponerse rojo: Sostener con una mano el doriyaki y asentar con decisión el sello y levantar, no hay que detenerse mucho pues el sello se pegará y arrancará un trozo de masa arruinando la superficie: El resultado será el siguiente: Envolver individualmente los dorayakis en film a efectos de evitar que se deshidraten, para envolver hay que ajustar el film de modo que quede tirante en los bordes para que tomen la forma cóncava, sino se levantarán las orillas, al cabo de unas horas el bizcocho se habrá moldeado quedando abultado al centro y pegado en los contornos de los discos como es la forma habitual de este dulce: Después de unas horas al servir retirar el film y quedarán como se ve en la fotografía siguiente:
  13. El título lo dice todo... Ingredientes: (para dos barras de 600 gr) 500 gr de harina floja 225 gr de harina fuerte 70 gr de azúcar 70 gr de mantequilla 2 huevos 45 gr de levadura fresca 7 gr de sal Cantidad suficiente de agua (230 ml aprox.) Elaboración: Mezclamos en la amasadora todos los ingredientes menos la levadura y el agua, el agua se lo iremos añadiendo poco a poco, dejando amasar durante 15 min. aprox. Añadimos la levadura y dejamos amasar otros 10 min. Una vez amasado lo llevamos a la mesa con un poco de aceite de girasol si se nos pega mucho, donde lo dividimos en dos partes. Cogemos cada parte, la boleamos y la dejamos reposar durante 5 min. Una vez reposado cogemos cada porción la aplastamos un poco con las manos y la estiramos con el rodillo, una vez estirada la abrimos un poco las cuatro esquinas para cuadrarlo y hacemos un cilindro que estiramos un poco con las manos y ponemos en una bandeja de horno con el cierre hacia abajo. Antes de meterlas a fermentar las pasamos por encima el rodillo y las pinchamos un poco con un tenedor ( si como yo no teneís un rodillo de pinchos...), las dejamos fermentar durante 20– 30 min aprox. (yo meto un recipiente con agua al horno lo pongo a 50ª y cuando meto el pan lo apago). Una vez fermentadas... las metemos al horno durante 15-20 min. aprox. a una temperatura de 160º, calor arriba y abajo. Una vez fuera y frías las dejamos reposar durante 24 horas y están listas para utilizar, pero "Hoy no, mañana..."
  14. Tenía ganas de hacer alguna receta con espelta y mi sentido "galletil" ha optado por estas galletas sabrosas, para mi gusto no muy dulces, la próxima vez le echaré más sirope de agave, pero de sabor estupendas. La receta del estupendo blog de "Directo al paladar", menudo trabajazo increíble, maravilloso, enhorabuena. 125 ml. aceite de girasol 80 ml. sirope de agave 80 ml. leche vegetal soja 250 gr. harina de espelta 45 gr. copos de avena 50 gr. almendra fileteada 60 gr. arándanos secos 1 cucharadita de bicarbonato sódico un pellizco de sal 1. Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo o a 170 si tenemos turbo. 2. Seguidamente mezclamos en un bol los ingredientes líquidos, el aceite, la leche vegetal que puede ser de avena, soja o almendras, y el sirope de agave. Revolvemos con unas varillas y dejamos reposar diez minutos. 3. Por otra parte en otro bol echamos la harina, los copos de avena, la almendra fileteada y los arándanos secos, incorporamos la sal y el bicarbonato y revolvemos con un tenedor para que se mezcle todo bien. 4. Vertemos la parte líquida a los ingredientes secos y vamos uniendo todo hasta formar una masa blanda. 5. Preparamos dos bandejas de horno con papel sulfurizado y hacemos montoncitos con una cuchara un poco separados pues crecen al hornearse, aplastándolos un poco con la palma de la mano. Cocemos en el horno durante dieciocho minutos o hasta que las veamos doraditas. 6. Retiramos, dejamos unos cinco minutos en la placa y las pasamos con cuidado a una rejilla para que terminen de enfriar. Espero que os gusten. Besos bombones.
  15. Buenas, se puede ????? .. llevo mucho tiempo desaparecida, me he mudado de localidad y llevo como algo más de 9 meses, sin una ubicación fija, pero ahora ya por fin, voy hacer un mes instalada en mi casa, y con conexión a internet si me sorprendo por que he de decir, que en Galicia, si vives en el "rural" te tienen algo abandonado pues la fibra y alta velocidad es exclusivo de la gente que vive en el centro, si vives a las afueras, confórmate con lo que te llegue, hay gente que no le llega ni siquiera 1 mega y lo pagas a precios de fibra óptica pero bueno como en casa en ningún sitio, y poco a poco, iré empezando como antes, que ganas, muchos para tod@s Ingredientes para el "amoado" relleno: 2 cebollas picadas 1/2 pimiento rojo 1/2 pimiento verde aceite de oliva 500 gramos de atún Preparación del relleno: Ponemos a calentar, el aceite de oliva, y cuando este caliente pocharemos las cebollas, con los pimientos en trozos, salaremos y dejaremos pochar. Luego desmenuzamos el atún, y escurrimos. Escurrimos de aceite las cebollas, y pimientos, reservamos el aceite. Mezclaremos bien con el atún, reservamos. Ingredientes de la masa: 125 ml de aceite que hemos utilizado previamente para el sofrito 30 gramos de levadura fresca de panadería 200 ml de agua 600 gramos de harina 10 gramos de sal 1 huevo batido para pintar la masa Preparación de la masa: En un bol ponemos la harina ( menos 4 cucharadas que dejaremos reservadas por si luego nos hace falta o no ) la levadura disuelta en agua, el aceite y la sal. Amasamos hasta que este homogénea. La introducimos en un bol, espolvoreado con harina, la tapamos y la dejamos reposar una hora, en una zona cálida. Luego procedemos a estirar la masa, ponemos el relleno, cerramos con la tapa de arriba, le hacemos el doblez por las esquinas, y la pintamos con huevo batido. Precalentamos el horno a 180º, introducimos en la parte de abajo 20 minutos, y en el centro otros 25 minutos, si vemos que se nos tuesta demasiado, la cubrimos con papel de aluminio. Y así sin más tenemos lista una deliciosa empanada de atún ... fría o caliente esta deliciosa ...
  16. tradicional

    Esta tarta esta muy bien para verano pues no necesita horno , se usan magdalenas y es muy fácil yo la he hecho para mañana pues tengo invitados. Aquí os pongo la foto y la receta. Si tenéis alguna duda no dudéis en preguntarme. Ingredientes: 12 magdalenas cuadradas 3 cucharadas rasas de maicena 1 lata de 1 Kg de piña 3 huevos 6 cucharadas de azúcar 1 vaso y medio de agua Elaboración: Forrar un molde de tarta con las magdalenas cortadas por la mitad. Escurrir la piña y reservar el jugo. Triturarla con la batidora y extender el puré sobre las magdalenas. Añadir al vaso y medio de agua el jugo de la piña en una jarra o bol y mezclarlo. Poner a calentar en un cazo un vaso y medio de jugo anterior. Mientras, en un bol poner medio vaso de jugo de piña, mezclar la maicena y añadir 3 cucharadas de azúcar y las yemas de los huevos, mezclarlo bien. Añadir esta mezcla poco a poco al cazo que tenemos en el fuego, hasta obtener una crema espesa. Verterlas sobre la piña triturada. Con las claras de huevos y el azúcar restante, preparar un merengue y extenderlo por encima de la tarta. Gratinas lo justo para dorar el merengue.
  17. Fusilli con salsa de tomate y calabacín Ingredientes 2 personas: 250 gr de fusilli 1 cebolla 1 bote de tomate frito casero hida 1/4 cuchdta de ajo en polvo orégano 1 calabacín aceite de oliva virgen sal Preparación: Ponemos agua a hervir en una cacerola con un poco de sal Picamos la cebolla en brunoise o cuadritos pequeños Troceamos el calabacín en cuadritos pequeños En un pirex con tapa que ponemos el calabacín y cocinamos en el microondas hasta que esté un poco cocinado, que haya perdido el toque crudo, pero con cuidado de no cocinarlo demasiado ya que le daremos el último punto junto con la salsa. Reservaremos. Cuando el agua hierva echaremos los fusilli y mientras se van cociendo pondremos una sartén antiadherente honda al fuego con un poco de aceite de oliva y pocharemos la cebolla con una pizca de sal. Cuando la cebolla esté transparente y apenas comience a dorar añadiremos el tomate frito Hida, el ajo en polvo y un toque de orégano, cocinar a fuego medio removiendo de vez en cuando. Prueba la salsa de tomate , si vieras que tiene algo de acidez añadir una pizca de azúcar para arreglarlo( normalmente con ésta marca de tomate frito casero no suele ser necesario hacerlo, en raras ocasiones sucede).Trás unos 3 minutos añade el calabacín a la salsa y remueve bien, cocina unos 2 minutos más Iremos controlando la pasta para que no se nos pase ya que tiene que quedar al dente. Una vez cocida escurre la pasta y añadir a la sartén de la salsa Mezclar bien todo el conjunto y ya tendrás una plato de pasta vegano perfecto.
  18. Buenas, que tal chic@s ??? como vais, me acerco hasta vuestra ventana, para compartir, esta rica fabada, a fuego lento, como se ha echo toda, la vida ... que con este frío que hace, nos va a sentar de vicio .. espero que os guste Ingredientes ( 4 personas ): 3 chorizos 1 morcilla ( solo pongo 1 por que solo me gusta a mí ) 250 gramos de lacón 1 trozo de panceta 1 cebolla unas hebras de azafrán 500 gramos de fabas ( especial para fabada ) 1 chorrito de aceite de oliva Preparación: La noche anterior tenemos, que tener la precaución de poner las fabas a remojo, en agua fría. Al día siguiente, cuando las vayamos hacer, escurrimos las fabas, y ponemos todo en la olla, menos las hebras de azafrán y cubrimos con agua fría. Ponemos a fuego, y dejamos que comiencen a hervir a fuego fuerte. Cuando rompen a hervir, quitamos la espuma, y "asustamos las fabas" con agua fría, así hasta 3 veces ... ( asustar le digo, a que cuando desespumamos, quitamos agua, y volvemos agregar agua fría, hasta dejar como estaban ) Luego bajaremos el fuego, y coceremos lentamente durante 3 horas, solo 1 hora antes de terminar la cocción agregaremos las hebras de azafrán previamente tostadas en una sartén, moveremos la olla con movimientos circulares para que se mezcle bien.
  19. Y . . . de aquel bizcocho salió , esta tarta . Hace poco descubrí una nueva forma de hacer una tarta . . . es agujereando sin piedad un bizcocho y con la ayuda de una manga pastelera rellenarlos de la crema que mas nos guste y se termina poniendo la cobertura Se llama Poke Cake y es un invento Americano que últimamente esta causando furor , lo que mas me gusta es que admite un montón de variaciones así que deja volar tu imaginación y personaliza el tuyo . Este es el que me imaginé yo : Elegí un bizcocho genovés sin nada de materia grasa y con muy poca harina por lo de compensar con lo que iba a venir después La receta del bizcocho os la puse hace unos días AQUI Después de agujerearlo lo rellene con 500 ml de nata montada a la que no añadí nada de azúcar ( por seguir compensando je je ) como me sobro un poco de nata se la extendí por encima y lo metí en el congelador Prepare un toffe poniendo 125 grs de azucar a caramelizar y cuando estubo de color avellana añadí 300 ml de nata liquida dejando hervir hasta que cogió cuerpo Dejar enfriar y ponerlo por encima de la nata , volvi a meter al congelador Lo siguiente fue preparar la cobertura de chocolate deshaciendo 300 grs de chocolate negro en 100 ml de leche y 100 ml de nata hirviendo Sacamos la tarta del congelador y le ponemos el chocolate dejando que chorree por los lados Ahora ya , la metemos en el frigorífico hasta la hora de servir Estas cantidades son para una tarta de 27 X 27 centímetros Es una tarta que en casa ha gustado mucho y la he preparado en varias ocasiones , la ultima fue cuando me disponía a publicar la receta y me di cuenta que las fotos de la tarta terminada y del corte habían desaparecido del ordenador así que hice una mas pequeña ( 22 X 22 ) y es a la que pertenecen las fotos Os pongo las cantidades también El bizcocho : 3 Huevos 90 grs de Azucar 45 grs de Harina 45 grs de Maizena Para rellenar los agujeros emplearemos 200 grs de nata para montar El toffe con 80 grs de azúcar y 200 grs de nata La cobertura con 150 grs de chocolate negro y 100 ml de leche , Como veis solo lleva el azúcar del bizcocho y la del toffe ( 170 grs en total , menos que cualquier otro bizcocho ) La cobertura no lleva nata , solo leche por lo que nos ahorramos alguna caloría mas . Pero no nos engañemos . . . sigue siendo calorica por lo que solo la consumiremos en ocasiones especiales o si estamos en plena " operación ballena " http://jugandoenmicocina.blogspot.com.es/2014/06/poke-cake-de-nata-toffe-y-chocolate.html
  20. tradicional

    Riquísimo el arroz de "Las recetas de Mamá", siempre tiene unas recetas deliciosas y esta es una de ellas, gracias desde aquí por la labor que hace diariamente. Espero que os animéis y lo probéis. He cambiado un poco algunos ingredientes, pero básicamente es igual, si queréis ver la receta original, visitar su página, es una verdadera gozada. 400 gr. arroz de grano redondo 1 l. caldo de pescado 12 gambones aceite de oliva virgen extra 200 gr. tomate triturado 2 pimientos secos 100 gr. cebolla 6 dientes de ajo 1. En una sartén se pone un poco de aceite se fríen un poco los gambones, pelados, pero dejando la cabeza, y se reservan. 2. En el mismo aceite se doran los ajos laminados. Cuando los ajos están dorados, se añaden los pimientos secos, y se les da vuelta y vuelta, evitando que se quemen. Luego se sacan y se majan en un mortero o una batidora con un poco de caldo de pescado, y se reservan. 3. En este mismo aceite, a fuego suave, se dora la cebolla cortada en daditos. Cuando la cebolla empieza a dorar, se añade el tomate. 4. Cuando se ha hecho el sofrito, se añade el arroz, y se saltea 5. Enseguida se añade el majado y el caldo de pescado, el doble de volumen de caldo que de arroz, porque es un arroz seco. Se puede hacer caldoso, poniendo tres partes de caldo por una de arroz. Se sala ligeramente, porque ya el caldo tenía un poquito de sal, y se deja a fuego vivo hasta que empieza a hervir. Cuando arranca a hervir, se baja un poco el fuego y de deja a fuego moderado y antes de que se consuma el caldo se añaden los gambones reservados y todo el jugo que han soltado y se deja todo hasta que se consume el caldo por completo. Antes de servirlo se deja reposar unos minutos. Notas: * Llevaba una cebolla entera y 2 tomates cortados en daditos, pero yo he utilizado cebolla congelada (100 gr.) y tomate triturado de lata. Le he echado caldo de pescado de Gallina Blanca, no he hecho un caldo. * La recetas original: "Se comienza prepar el caldo de pescado con morralla o pescado de roca, que tiene más sabor. Yo lo he preparado con huesos de rape y rubios, un pescado barato y muy sabroso. Se pone el pesado en una cazo cubierto de agua, se añade un poco de sal y se deja cocer durante unos quince o veinte minutos. se cuela y se reserva". Espero que os guste. Besos bombones.
  21. Lentejas con zanahorias, espinacas y chispas de arroz Ingredientes 2 personas (plato único): 1 Bote de lentejas cocidas 2 zanahorias 200 gr de espinacas congeladas 1 cucharada de arroz 2 pastillas de caldo de carne 5 cuch de tomate frito 1/2 cuchdta de ajo en polvo 3/4 cuchdta de cebolla en polvo 1/4 cuchta de pimentón dulce 1/4 cuchdtadita de curcuma 1,200 l de agua Preparación: Templar o calentar el agua para adelantar en el microondas Mientras se calienta el agua, ponemos en una sartén honda o cacerola las espinacas, tomate,ajo,cebolla,pimentón y curcuma. Cortamos en daditos pequeños la zanahoria y lo añadimos. Cuando el agua ya está caliente la añadimos a la cacerola y encendemos el fuego. Removemos bien el conjunto y mientras esperamos a que rompa el hervor vaciamos el contenido del bote en un cuenco, en éste caso no lo pasaremos bajo el chorro del grifo ya que lo usaremos tal cual sin enjuagar de su líquido de conservación. Cuando el agua empiece a hervir con una cuchara de madera o silicona ayudamos a las espinacas a deshacerse, añadir la cucharada de arroz y las pastillas de caldo desmenuzadas. mezclamos de nuevo, tapamos y cocinamos a fuego medio-bajo. Cuando haya cocido unos 10 minutos, añadimos las lentejas , removemos bien, volvemos a tapar y subimos el fuego al máximo para que vuelva a hervir ya que al añadir las lentejas habremos enfríado un poco el caldo. Cuando comience de nuevo el hervor, volvemos a bajar el fuego, tapamos y seguimos cocinando unos 5 min más o menos. Las lentejas estarán listas cuando el arroz esté cocido. Ya sólo queda disfrutar metiendo cuchara en unas estupendas lentejas que no te dejarán indiferente Nota: si quieres una opción vegana sustituye las pastillas de caldo por unas de verduras.
  22. tradicional

    El anko es un dulce típico japonés hecho a base de alubias rojas llamadas Azuki o alubias Aduki como suelen llamarlas en las dietéticas que venden estos porotos. Si bien es un dulce fácil de hacer es importante respetar los tiempos y el procedimiento estrictamente como se indica en el post y no se puede hacer a ojo, pues al existir alta concentración de azúcar puede quemarse, pegarse a la olla o salir seco. La receta que publico aquí la tomé del libro de Cocina Japonesa de Shunsuke Fukushima, me decidí por esta receta después de leer varias recetas en la red, ninguna me convenció, porque en las fotografías del producto terminado no quedaban igual al dulce que yo conocía, esto es unas alubias redonditas sin desarmarse y brillosas, confitadas por el azúcar . Ingredientes: 250 gr de alubias azuki, 120 gr de azúcar común, 130 gr de azúcar rubia, 1 pizca de sal. La receta original era con un solo tipo de azúcar (la blanca), pero yo sustituí una parte por azúcar rubia para ayudar al color caramelo oscuro, si el lector desea puede hacer con azúcar blanca toda la preparación. También le bajé un poquito la cantidad total de azúcar llevándolo a partes iguales en peso para que no resultara tan dulce y el resultado fue un dulce equilibrado muy rico, apto para comer ya sea solo, en postres o en otros productos de pastelería como los dorayakis o los mochis que son los pastelitos japoneses que muestro al final del post. Si el lector desea hacer la receta original del libro deberá considerar 280 grs de azúcar total en lugar de los 250 grs de la receta del post. En la fotografía siguiente se puede ver cómo son las alubias azuki o alubias Aduki como suelen llamarlas comercialmente en las dietéticas: PREPARACIÓN: Poner a hidratar las alubias azuki en remojo cubiertas con abundante agua toda una noche. Al día siguiente prácticamente habrán duplicado el volumen: Escurrir colando las alubias, ponerlas en una olla y cubrirlas de agua limpia. Llevar a ebullición por 10 minutos. Durante este tiempo se eliminarán parte de las impurezas de los porotos. Escurrir colando, cambiar el agua hasta cubrir nuevamente y volver a hervir, esta vez ya será el proceso definitivo y el agua incorporada será la que formará el almíbar que recubrirá a las alubias: Cocinarlas a fuego lento espumando la superficie de impurezas hasta ablandarlas por un lapso de tiempo de 30 min. No dejar que las alubias se sequen en ningún momento, si se consume mucho líquido de cocción y vemos que se van a secar es porque el fuego está muy fuerte y será necesario agregar agua hirviendo a la mezcla: Al cabo de los 30 min de cocción se podrá comprobar que las alubias estarán cocidas pero duritas todavía en la boca cuando se muerden, no hay que preocuparse pues todavía faltan 30 minutos de cocción con el azúcar. Agregar los dos tipos de azúcar, remover y llevar a ebullición nuevamente y cocinar por 30 min: A partir de ahora el proceso es más delicado pues hay poco líquido y gran cantidad de azúcar que irá concentrándose cada vez más llegando a saturar la solución, con el consiguiente peligro de que se queme o que se peguen las alubias al fondo de la olla, por lo que hay que bajar el fuego al mínimo y cocinar 30 min tapada la olla para evitar la evaporación brusca, e ir removiendo a cada ratito para evitar que el azúcar se deposite y se peguen las alubias al fondo: Al cabo de los 30 minutos veremos que gran parte del agua se consumió y se hizo un almíbar denso que recubre a las alubias, si se muerden podremos ver que los porotos se deshacen en la boca, es el momento de agregar una pizca de sal para equilibrar sabores, revolver por última vez y apagar el fuego. Después de enfriar un poco el resultado del dulce deberá ser como se observa en la fotografía siguiente, alubias redonditas y brillosas: Este dulce se puede comer solo o como postre con helado de té verde como se ve en la fotografía siguiente: También este dulce se puede mixear para obtener una pasta que servirá para rellenar dorayakis o mochis: En la fotografía siguiente se pueden ver unos dorayakis, la receta de estos pastelitos la escribiré pronto para la sección de cocina oriental del blog: En la fotografía siguiente se pueden ver unos mochis, esta receta la escribiré mas adelante cuando tenga un poquito de tiempo: BIBLIOGRAFÍA: SHUNSUKE FUKUSHIMA. 2004. Cocina Japonesa. Barcelona (Iberlibro).
  23. tradicional

    Me encantó este bizcocho cuando lo ví en el blog de Megasilvita, tiene un color rosa tan bonito, que me apetecía muchísimo hacerlo y está super rico. Gracias a Megasilvita por su receta, magnífica. 225 gr. mantequilla 280 gr. azúcar blanquilla 1/8 cucharadita de colorante en gel o pasta rosa, te sirve cualquier tono, yo he usado el rosa de Wilton. 3 huevos 1 cucharadita de pasta de vainilla 280 gr. harina 1 y 1/2 cucharadita de levadura química 1/4 cucharadita de sal. 245 ml. buttermilk* 1. Precalentar el horno a 170 grados y preparar un molde con spray desmoldante y con una base de papel de hornear. 2. Batir o bien con la pala de la amasadora o con las varillas de un batidor eléctrico, la mantequilla y el azúcar, hasta que esté cremado. 3. Añadir uno a uno los huevos, batiendo entre un huevo y otro, hasta integrar bien, y seguidamente la pasta de vainilla 4. Tamizar la harina con la levadura y la sal. 5. Añadir alternadamente la harina con el buttermilk en tres veces y terminando con la harina, simplemente mezclando, sin excederse en el batido en este momento. 6. Hornear aproximadamente durante unos 1 hora y 20 minutos o hasta que al tocarlo en la superficie, vuelva a recuperar su posición o bien hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio. 7. Dejar enfriar en el molde durante unos 10 minutos y luego dejar enfriar del todo sobre una rejilla enfriadora. 8. Una vez frio, envolver en film transparente y dejar reposar mínimo un par de horas o bien toda la noche. Con ello conseguiremos que el bizcocho concentré más aún todos sus sabores y su textura será exquisitamente esponjosa y deliciosa. Espero que os guste. Besos bombones.
  24. Receta nueva para saciar mi galletomanía, riquísima y muy muy gustosa, de un blog estupendo que acabo de descubrir, Blog ad-heladas & ad-heladas. Aprovecho para darle las gracias por su estupenda receta. Probadlas y me contáis. 90 gr. nueces molidas 90 gr. azúcar morena 290 gr. harina 1 pizca de sal 1/4 cucharadita levadura en polvo 1 yema ( puede ser un huevo pequeño entero) 180 gr. mantequilla canela y clavo (al gusto) Relleno: Mermelada de frutos rojos, albaricoque, fresas....... Azúcar glass para espolvorear 1. Moler las nueces junto con el azúcar hasta dejarlas reducidas a polvo. 2. Tamizar la harina junto con la levadura y la sal, mezclar con la unión anterior. 3. Hacer un agujero en el centro y echar la mantequilla ablandada, el clavo y la canela. Amasar, hasta tener una consistencia homogénea y maleable. 4. Se envuelve en papel transparente y lo introducimos en el frigo hasta que endurezca un poco. Estirar la masa , entre dos papeles transparentes de cocina, con un grosor de 3 ó 4 mm y enfriar otra vez. 5. Cortar las galletas con el cortapastas elegido. La mitad tienen que llevar el agujerito en el centro, con la forma elegida. 6. Colocamos las galletas en la bandeja de horno, sobre papel vegetal. Horneamos por separado las que están enteras tardarán más que las que tienen el agujerito. 7. Horneamos a unos 150 grados, hasta que se doren ligeramente la base , unos 10 o15 minutos. 8. Una vez frías, se espolvorean de azúcar glass, las que tienen el agujerito. 9. Sobre las enteras se pone la mermelada, sin miedo y encima colocamos las galletas con el agujero. Espero que os guste. Besos bombones.
    Recibe estas recetas gratis en tu correo, pon tu email aqui: