Jump to content
Conéctate para seguir esto  
athenadental

Diferencias entre la mucositis periimplantaria y la periimplantitis

Puntuar este tema:

Recommended Posts

athenadental

Aunque muchas personas tienden a confundirlas, la mucositis periimplantaria y la periimplantitis no son exactamente lo mismo. Hay diferencias entre ellas que determinan la forma de abordarlas.

Mucositis periimplantaria: hay una inflamación de los tejidos blandos que rodean al implante.
Periimplantitis: además de la inflamación de los tejidos circundantes, hay pérdida de hueso que pone en peligro la osteointegración del implante.
Si no se trata adecuadamente y a tiempo, la mucositis periimplantaria puede derivar en una periimplantitis.

Síntomas de la periimplantitis: ¿cómo sé si la padezco?
Aunque algunos de los síntomas de la periimplantitis pueden ser percibidos por los pacientes, si sospechas que estás sufriendo este problema debes ponerte en manos de un buen implantólogo dental.

Los síntomas son:
Sangrado y aumento de profundidad en el sondaje.
Sarro y placa bacteriana alrededor del implante.
Enrojecimiento del tejido mucoso que circunda el implante.
Dolor a la percusión.
Molestias, dolor o tumefacción.
Pérdida de hueso.
Movilidad del implante.
Es difícil averiguar por ti mismo si estás padeciendo periimplantitis, porque para verificar si existe pérdida ósea es necesario realizar una radiografía. El diagnóstico profesional es imprescindible. Te interesa piezas de mano dentales, motor para implantes dentales,compresores libres de aceite para uso dental, calentador de cera para laboratorio dental, unidad radiologica dental

¿Cómo evitar la periimplantitis?
Si acabas de someterte a un tratamiento de implantología dental y estás preocupado por la posibilidad de desarrollar periimplantitis, o estás pensando en colocarte implantes y quieres evitar complicaciones, puedes estar tranquilo. Hay formas de prevenir la periimplantitis.

La mayoría de recomendaciones para la prevención de la periimplantitis son muy fáciles de seguir, y algunas coinciden con los cuidados necesarios para los implantes dentales y, en general, para tener una buena salud bucodental en general.

Escoge un buen implantólogo especialista: es la primera medida de prevención y una de las más importantes. De la correcta colocación del implante depende el mayor o menor riesgo de periimplantitis, que aumenta si la sobrecarga al masticar es elevada. Si el hueso que soporta el implante no reúne las condiciones necesarias para una osteointegración adecuada también aumenta el riesgo. Una buena técnica de colocación es fundamental para evitar complicaciones.

Cuida al máximo tu higiene dental: otra de las principales causas de la periimplantitis son las bacterias y el sarro que se acumula en torno al implante. Cepillarse correctamente y usar colutorios pueden ser tus principales aliados para evitar esta enfermedad periimplantaria.

Evita el tabaco: diversos estudios indican que los fumadores padecen un mayor riesgo a desarrollar una periimplantitis, así como todo tipo de enfermedades y problemas bucodentales. El tabaco es el mayor enemigo de una boca y unas encías sanas, tanto en lo que respecta a los dientes naturales como a los implantes dentales.

Limpiezas bucodentales: llevar a cabo limpiezas profesionales en la clínica dental puede evitar la proliferación de bacterias, sarro y placa que pueden dañar las mucosas en la zona de los implantes.
Si ya padeces la periimplantitis, no todo está perdido. Además de medidas de prevención también se puede tratar una vez diagnosticada.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Únete a la conversación

Puedes escribir el tema o contestación ahora y registrarte después. Si tienes una cuenta, conéctate para publicar con tu cuenta.
Nota:Tu publicación requerirá que un moderador la apruebe para que sea visible por todos.

Invitado
Responder en este tema...

×   Has pegado contenido con formato.   Borrar formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   El contenido del enlace se ha mostrado de forma automática.   Mostrar sólo el enlace

×   Tu contenido previo ha sido restaurado.   Borrar todo el texto

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

Conéctate para seguir esto  



  • Últimos Temas

    • jalapa
      sana decisión 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼   yo le llamo el gran desconocido 🤪
    • Guaxa
      Yo siempre que puedo la hago, no tiene nada que ver con la mejor de las comerciales, saludos!
    • Guaxa
      Que buena receta!!, muchas gracias por compartirla , la foto preciosa!!
    • Guaxa
      No conocía la receta, gracias !!
    • covaro
      No es solo volver a la infancia...es que no tiene naadaaa que ver con las compradas Creo que la voy hacer mañana...por tu culpa, ja,ja
    • Kanarita
      Behbeh ni ne acordaba de esta receta y mira que la preparé varias veces,  que rica 
    • Kanarita
      Te quedo fantástico  Me encanta  la forma 
    • Kanarita
      Que rico,  yo tampoco lo he echo nunca,  así que lo anoto para probarlo 
    • Kanarita
      Volvería a la infancia con gusto  pues tiene una pinta riquisima...   aunque la dieta me lo impide 
    • behbeh
      El otro día regresé sin querer a mi infancia. Tenía por la nevera medio kilo de tomates tonteando y como soy de la cultura de no se tira nada, decidí aprovecharlos para una salsa de tomate. Desde que Solís y Orlando inventaron ese bote tan cómodo que puede estar en la despensa hasta que se necesite, creo que en poquisimas ocasiones he preparado la salsa de tomate y el resultado fue un increíble recuerdo a aquella salsa casera que preparaba mi madre para cubrir un arroz en blanco acompañado de huevos. 😊😊😊😊😊😊   La receta que preparé fue ésta: 150 gramos de cebolla 2 dientes de ajo 60 gramos aceite de oliva 600 gramos de tomates muy maduros sal al gusto pimienta azúcar Orégano   Ponemos en el vaso de la Thermomix la cebolla y los dientes de ajo, trituramos 4 segundos a velocidad 4. Añadimos el aceite y sofreímos 8 minutos a temperatura varoma, velocidad 2. Mientras lavamos los tomates, los troceamos en cuartos y quitamos las partes duras. Incorporamos los tomates triturándolos 4 segundos a velocidad 4. Incorporamos orégano al gusto Añadimos sal, pimienta y azúcar a nuestro gusto. Programamos 20 minutos a 100º y velocidad 2. Una vez terminado este tiempo trituramos 10 segundos a velocidad 6     Y aquí una prueba del resultado  
×
×
  • Create New...