Primeras páginas:

Responder
Avatar de Usuario
Net
Jefa/e de cocina (Chef)
Jefa/e de cocina (Chef)
Mensajes: 6546
Registrado: Vie 27 Feb 2009 15:47

Re: Primeras páginas

Mensaje por Net » Sab 27 Feb 2010 13:48

Me he leído los dos, El oscuro pasajero y Querido Dexter. Son libros que se leen en un par de días, protagonizado por un asesino muy peculiar, con principios morales importantes y una técnica muy elaborada, pero el libro es elegante, no cae en el morbo de los asesinatos en ningún momento.

Rollo largo, aquí
Spoiler: Mostrar
El protagonista, Dexter Morgan, es un joven encantador, con un buen trabajo y una casa, e incluso una novia. Trabaja como forense analista de sangre, en el departamento policial de Miami, para el que también trabaja su hermana, con la que se lleva muy bien y a la que apoya todo lo que puede. Vive una vida completamente normal, es atractivo y le gusta la tranquilidad.

El único inconveniente que tiene es su costumbre de matar asesinos a los que la justicia no ha alcanzado. Le gusta y ha perfeccionado su técnica desde pequeño. Y nunca mataría a alguien que no lo merece, porque sigue la educación que le dió su padrastro, una especie de "código de Harry", que le ha marcado los límites que debe mantener. Y es una voz interior, su "oscuro pasajero" el que le dice a quién debe matar y cómo para quedar tranquila.

Pero cuando aparece un asesino en serie con un estilo muy personal para matar, Dexter se siente impulsado a conocerle y admirarle. Y cuando empieza a recibir sus cartas, incluso se plantea comenzar a trabajar con él. Hasta que su hermana le pide ayuda para atraparle.

El resto de la historia se desarrolla entre las reflexiones y dudas del protagonista y la intriga y suspense de una novela negra.

La novela engancha desde el primer momento, sobre todo debido a Dexter, que es un personaje que cae bien y termina por atraer al lector. Es un asesino, ávido de matar y hacer justicia. No es capaz de mostrar sentimientos, ni encariñarse, solo siente esos impulsos irrefrenables. Pero aún así, a pesar de su sed de venganza, su empatía vuelve su personalidad fascinante. Esa dualidad es desde luego, el centro de la historia.

La ironía que muestra en todas sus reflexiones, como cuando imagina que es interrogado, y las detalladas descripciones de sus crímenes hacen que la historia sea impactante y perturbadora. Los personajes secundarios parecen difuminados, faltan detalles, aunque si el protagonista es una persona con dificultades para entender a los demás, tal vez es lógico que sea así...

La historia es muy fácil de leer, el ritmo es rápido y el libro es corto (unas 250 páginas), así que es muy recomendable.

Como curiosidad, la serie Dexter se creó a partir de este libro, con bastante fidelidad. En Estados Unidos ha recibido críticas por la dualidad del protagonista, por ser un asesino que cae bien, como si pudiera incitar a posicionarse del lado malo...

Avatar de Usuario
Aeryn26
Cocinera/o
Cocinera/o
Mensajes: 1106
Registrado: Jue 05 May 2005 02:00

Re: Primeras páginas

Mensaje por Aeryn26 » Sab 27 Feb 2010 13:56

A mi chico le encanta la serie...a mi no, vale, no soy de ver mucho la tele...pero me pica la curiosidad..así que voy a leerlos
:beso:

Avatar de Usuario
ydiaz30
Subjefa/e de cocina
Subjefa/e de cocina
Mensajes: 2906
Registrado: Mié 22 Ago 2007 02:00
Ubicación: Oviedo. Asturias Patria Querida

Re: Primeras páginas

Mensaje por ydiaz30 » Dom 28 Feb 2010 15:48

Primera página de La quinta Mujer de Henning MAnkell

La noche en que salieron para llevar a cabo su misión sagrada reinaba una gran tranquilidad.

El que se llamaba Farid y era el más joven de los cuatro hombres pensó después que ni siquiera los perros habían hecho el menor ruido. Habían estado envueltos por la tibia noche y el viento que llegaba acariciante en débiles ráfagas desde el desierto era casi imperceptible. Luego esperaron la caída de la noche. El coche que les había llevado por el largo camino desde Argel hasta el lugar de encuentro en Dar Aziza era viejo y tenía mala suspensión. Dos veces tuvieron que interrumpir el viaje. La primera vez, para arreglar un pinchazo en la rueda trasera de la izquierda. Para entonces no habían hecho ni siquiera la mitad del camino. Farid, que nunca antes había salido de la capital, se había sentado a la sombra de un bloque de piedra junto a la carretera y contemplaba asombrado los dramáticos cambios del paisaje. El neumático, cuya cubierta de goma estaba reventada y gastada, se había roto enseguida, casi al norte de Bou Saada. Llevó mucho tiempo soltar las oxidadas tuercas y montar la rueda de recambio. Farid había comprendido por la conversación en voz baja de los otros que iban a retrasarse y que por eso no iban a tener tiempo de parar a comer. Luego el viaje continuó. Justo a las afueras de El Qued el motor se paró. Tardaron más de una hora en localizar la avería y en repararla pasablemente. Su líder, un hombre pálido de unos treinta años, con barba oscura y unos ojos brillantes que sólo

Avatar de Usuario
samararia
Subjefa/e de cocina
Subjefa/e de cocina
Mensajes: 3715
Registrado: Jue 15 Ene 2009 03:25
Ubicación: Alicante

Re: Primeras páginas

Mensaje por samararia » Lun 01 Mar 2010 01:40

"Duma Key" de Stephen King. (primera página)


Cómo dibujar un cuadro (I)

Comienza con una superficie en blanco. No ha de ser un papel o un lienzo, aunque tengo la sensación de que debería ser blanco. Lo llamamos blanco porque necesitamos una palabra, pero su verdadero nombre es nada. Negro es la ausencia de luz, pero blanco es la ausencia de memoria, el color del no poder recordar.
¿Cómo nos acordamos de cómo recordar? Esa es una cuestión que a menudo me he planteado desde mi época en Duma Key, a menudo en las horas previas al amanecer, mirando a la ausencia de luz, recordando a los amigos ausentes. A veces en aquellas cortas horas pienso en el horizonte. Tienes que establecer el horizonte. Tienes que trazar una marca en el blanco. Un acto bastante simple, podrías decir, pero cualquier acto que rehace el mundo es heroico. O así lo había llegado a creer.
Imagina a una niñita, apenas mayor que un bebé. Se cayó de un carruaje casi noventa años atrás, se golpeó la cabeza contra una roca, y lo olvidó todo. No sólo su nombre;¡todo! Y entonces un día recobró justo lo suficiente para coger un lápiz y trazar aquella primera marca vacilante a través del blanco. Una línea del horizonte, seguro. Pero también una grieta por la que verter la negrura.
Aún más, imagina aquella pequeña mano levantando el lápiz... dudando... y luego trazando una marca en el blanco. Imagina el coraje de aquel primer esfuerzo para restablecer el mundo mediante la acción de pintarlo. Siempre amaré a esa niñita, a pesar de todo lo que ella me ha costado. Debo amarla. No tengo elección.
Los dibujos son mágicos, como bien sabes.

Responder
  • Temas similares
    Respuestas
    Vistas
    Último mensaje

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro